A7 La Mítica Tierra de Tartessos I

La Mítica Tierra de Tartessos (I)

 

Si tuviéramos que asignar un término que sintetizara la imagen que los diversos manuales aportan sobre Tartessos, utilizaríamos el término de enigma. Ya en la Antigüedad, la imagen que se tenía de Tartessos era ambigua y a menudo mezclaba la realidad con la leyenda. El propio Herodoto escribe:

Cuando los [foceos] llegaron a Tartessos se hicieron amigos del rey de los tartesios, que se llamaba Argantonio; gobernó Tartessos durante ochenta años y vivió ciento veinte.”

Tartessos transmitía, de forma abstracta, las siguientes percepciones. Era una región accesible desde Gades, que asombraba a viajeros y extranjeros por su abundancia de metales. Era una tierra ocupada por una raza de gente con una identidad conocida y orígenes reconocibles, y resultó beneficiosa para los extranjeros en lo que se refiere al comercio.
Se han dedicado muchos esfuerzos a tratar de conciliar las fuentes escritas con los datos arqueológicos. Se ha intentado identificar al río Tartessos y el emplazamiento de la ciudad. Dada la ambigüedad de las fuentes históricas, es comprensible que este objetivo sea difícilmente realizable. Para dar credibilidad al mito de Tartessos, primero debemos determinar si Tartessos es un río, una ciudad, un reino, un concepto geográfico o todas esas cosas a la vez. En el valle del Guadalquivir se han identificado más de 300 asentamientos que cronológicamente pueden incluirse en el periodo tartésico, pero ninguno de ellos reúne las condiciones necesarias para haber sido el emplazamiento real. El río Tartessos ha sido identificado como el Guadalquivir (siguiendo a Estrabón) o con el Tinto (siguiendo a Avieno).
Es probable que el concepto de un rey de los tartesios esté relacionado con un relato ficticio. Mantener ganado vacuno, recoger miel y avanzar hacia una forma de vida más civilizada son rasgos de la conducta humana que muchas leyendas tienen en común. Las fuentes escritas hablan de un “reino” con una larga historia autónoma mientras que otros atribuyen el desarrollo al contacto con los fenicios. Por eso, ahora se conciben dos fases del periodo tartésico: la prefenicia y la posfenicia.
En la actualidad se ha reivindicado lo local como lo propiamente tartésico, y la búsqueda de la auténtica Tartessos se ha centrado en los asentamientos del Bronce Final en la región de Cádiz, la provincia de Huelva y el valle del Bajo Guadalquivir. Incluso podemos afirmar que la división cronológica entre los tartesios y los anteriores grupos de principios de la Edad del Bronce no es clara. También debemos tener en cuenta que la región tartésica es un territorio inmenso que difícilmente fue unificado por una pauta uniforme de civilización. Esta región se extiende, en teoría, desde el centro suroeste de la Península hasta la llamada “periferia”: las regiones de Extremadura y del valle del Alto Guadalquivir.
Hubo cambios sin precedentes una vez que los fenicios llegaron a la región: aumento del número de asentamientos, notable exhibición de artefactos exóticos en las tumbas, incremento de la producción de minerales.
Afortunadamente hay cierta veracidad en el mito de Tartessos. Se consideraba que era una región que ofrecía minerales metalíferos, en especial plata, y se suponía que los tartesios habían creado una fuerte tradición cultural. Estas circunstancias se dan en el sur de la Península Ibérica, de hecho, los estuarios de los ríos Guadalquivir, Guadiana, Tinto y Odiel cuadran bien con las descripciones que hicieron Estrabón o Avieno de una serie de ríos que pasan por el territorio de Tartessos.
 
 
….oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: